Volvamos a… educar en valores

Volvamos a... educar en valores. El mundo de la educación está cambiando. Diversos centros educativos contemplan, además de potenciar el desarrollo y el fomento de la autonomía de los alumnos, cuidar de su mundo emocional para que Viva y por consecuencia, Aprenda.

Educar en valores

El mundo de la educación está cambiando. Diversos centros educativos contemplan, además de potenciar el desarrollo y el fomento de la autonomía de los alumnos, cuidar de su mundo emocional para que Viva y por consecuencia, Aprenda

Está comprobado a través de estudios que “las emociones impulsan el aprendizaje” (Linda Lantieri) y cuando se educa el corazón y la mente de manera conjunta, los estudiantes tienen mayor éxito académico.

Educar en valores en el aula
Las emociones y los sentimientos son una base fundamental para educar en valores

Las emociones y los sentimientos son una base fundamental para educar en valores.  La neurociencia ha demostrado que la razón no sirve para nada sin las emociones. Podríamos decir que un niño o adolescente con inteligencia emocional tiene mejor comportamiento y conductas éticas, es decir, tiene valores porque se reconoce a sí mismo y es consciente de su humanidad, se autorregula y así respeta a sus compañeros. 

¿Qué quiere decir educar en valores?

Educar en valores significa trabajar en niños y adolescentes el estímulo de las habilidades emocionales y sociales cómo aspecto básico en su proceso de preparación para la vida. Un camino en el que, no solamente deberán nutrirse académicamente, sino en el que tendrán que aprender a gestionar infinidad de situaciones adversas de las cuales esperamos, como madres, padres y maestros, que salgan airosos.

Los conocimientos y las emociones no se pueden desvincular y educar en valores es tan importante como impartir capacidades académicas. Juntos, serán el elemento diferenciador para que superen y tengan mayores probabilidades de éxito en la vida.

¿Cómo educar en valores?

Los valores son una especie de guía universal por la cual nos regimos en sociedad que, junto a nuestros principios -de carácter más ético- y nuestras emociones, son los pilares de nuestra existencia.

La primera pregunta que surgió cuando nació la idea de enseñar inglés con valores fue: ¿por qué y para qué vamos a enseñar valores? La respuesta vino de inmediato: ¡porque hay que rescatarlos, hay que volver a educar en valores!

La realidad de un mundo veloz y tecnológico se ha llevado por delante a las formas más básicas y primitivas del ser humano, esas que nos conectan con el cuerpo, donde residen las emociones y los conocimientos.

Para BeKith enseñar inglés y educar en valores significa extender el alcance de nuestra enseñanza y dejar huella. Significa enriquecer las dimensiones personales de nuestros alumnos para que convivan de mejor manera en sociedad y porque vamos a afianzar una forma de ser que se basa en la inclusión y en el respeto a los demás.

El reto es llevarlo a nuestras clases y que los alumnos aprendan inglés además de poner en práctica los valores.

BeKith sabe que la mejor manera de hacerlo es adaptando el programa a nuestro know how y a las planificaciones de clase, sin fisuras y de manera transversal, o como bien lo denomina Begoña Ibarrola “el riego por goteo”: una educación contínua y permanente; de modo que el aprendizaje del inglés sea aún más gratificante y motivador. 

Educar en valores desde los 3 años

Y es precisamente en ese período de aprendizaje, desde los 3 años y hasta los 25-30 inclusive, que el cerebro tiene esta cualidad “plástica” y se moldea a través de las experiencias. Experiencias que haremos llegar a nuestras aulas y esperemos que lleguen a los hogares. 

Los que educamos niños debemos recordar la importancia de nutrir nuestra propia vida interior y trabajar los valores con el objetivo de poder ofrecerles el apoyo que necesitan para desarrollar su propia fortaleza. Como bien dijo César Bona: “aprender a aprender”. 

Empezar por uno mismo, el bien ser y el bien hacer; concienciados de que todo cambio real parte de adentro hacia afuera. 

BeKith promueve la enseñanza del inglés con valores como el respeto, la confianza, el entusiasmo, el compromiso y la sostenibilidad; buscando profunda y esencialmente “el valor de estos valores”.

Hoy por hoy, los valores personales, morales y ciudadanos son básicos para el desarrollo del carácter; los sentimientos son también clave en el aprendizaje de valores y es absurdo no incluirlos dentro del currículum escolar. 

Queremos que nuestros alumnos aprendan inglés y sean mejores personas y esa ha sido nuestra misión a lo largo de todos estos años. Queremos que se preocupen por sus iguales, pero que también sean capaces de tomar buenas decisiones y sean resilientes a la hora de enfrentar retos. La diferencia es que ahora lo enseñaremos de manera intencionada y subrayando los valores ya implícitos en nuestra forma de trabajar, en nuestras clases y también en nuestro equipo de coordinadores y profesores. 

Francisco Mora Teruel, docente y doctor en Neurociencia y Medicina dijo: Somos lo que la educación hace de nosotros. Y es lo que BeKith se propone, hacer mejor personas de nuestros alumnos mientras aprenden inglés.

Descubre a continuación todos los posts que hemos escrito en BeKith.

Educar en valores en el aula
Valores

In you I trust (confío en ti)

“La confianza es el pegamento de la vida. Es el ingrediente principal para una comunicación efectiva y el principio fundacional para sostener una relación”. (Stephen Covey)

Leer Más >>
BeKith Inglés con valores
Valores

El valor del respeto en la educación

El respeto es fundamental en cualquier estadio de la vida y comienza por ser un acto intrapersonal. El respeto a uno mismo es esencial para poder establecer relaciones satisfactorias en todos los ámbitos de la vida como el familiar, el laboral, el deportivo y el educativo.

Leer Más >>
BeKith - Educar en valores
Valores

Volvamos a… educar en valores

Volvamos a… educar en valores. El mundo de la educación está cambiando. Diversos centros educativos contemplan, además de potenciar el desarrollo y el fomento de la autonomía de los alumnos, cuidar de su mundo emocional para que Viva y por consecuencia, Aprenda.

Leer Más >>